• Titulo

    La federación en Mérida
  • Autor (es) / Colaborador(es)

    Luis Orlando Monsalve
  • Institución

    Universidad de Los Andes
  • Tipo Documento

    Trabajo de ascenso
  • Resumen

    Español

    Visto los aspectos específicos del presente trabajo, consideramos importantes lo siguiente: 1.- El federalismo fue un fenómeno político que abarco de uno u otra forma, a todo el continente latinoamericano y tras de este concepto se envolvió a tan inmenso territorio en un manto de sangre que retardó posibilidades de avanzar, en los terrenos político y económico, a las distintas naciones que surgieron de la guerra de independencia. 2.-Con el hecho de federación se fortaleció el caudillismo, también a nivel continental, lo que no quiere significar que esta situación fuese producto exclusivo del federalismo pues igualmente alrededor del centralismo se agrupó un buen número de caudillos. 3.-El término federalismo, que con tanta fuerza arraigó en las masas populares, no fué asimilada en su verdadera significación doctrinaria sino como pretexto banderizó para satisfacer intereses particulares o sectoriales. A tal efecto, buenos son las palabras expresadas por Antonio Leocadio Guzmán en el Congreso Nacional en 1867. 4.- A nivel regional, esto es en Mérida, y que es el justificativo del presente trabajo, la federación afectó la conciencia colectiva, pero no en la misma forma como en otras regiones del país, pues a decir verdad, la región de los andes no se desangró con la excusa del federalismo. Sin embargo justo es reconocerlo, hubo una postura característica del pueblo merideño en atinencia a este hecho. Creemos sinceramente que las dos incursiones de la guerra federal en el territorio merideño, los pronunciamientos favorables a la federación y la conducta de simpatía por el hecho, sostenidas por algunos sacerdotes, son motivo de buen valor como para enfrentarse a la tesis que margina, en términos absolutos, a Mérida de la federación. Aceptamos desde luego, el criterio de que la federación no tuvo en Mérida sus propios dirigentes a la manera de un Ezequiel Zamora, Crisóstomo Falcón, Guzmán Blanco o Zotillo, pero ello no puede sustraer de plano a las masas populares merideñas del federalismo, ni desconocer a los Pros. José Pino, y Miguel María Maldonado, por ejemplo, y naturales de Mérida, como dirigentes fundamentales que debieron atraer bastante clientela política en favor de la federación en la provincia de Mérida.