• Titulo

    Las ciencias en la edad media
  • Autor (es) / Colaborador(es)

    Juvenal Santiago Santiago
  • Institución

    Universidad de Los Andes
  • Tipo Documento

    Trabajo de ascenso
  • Resumen

    Español

    En este breve trabajo, fruto de la inquisición bibliográfica y al que se añaden reflexiones e interpretaciones personales, nos hemos propuesto dar una visión de conjunto sobre el pensamiento científico y metafísico de la Edad Media occidental latina. Desde hace medio siglo numerosos trabajos de erudición han renovado en todos los dominios este vasto tema de estudios. Nosotros hemos intentado presentar una síntesis de ellos. Hemos emprendido esta síntesis dentro de un espíritu independiente de toda abstracción metafísica, haciendo hincapié en el espíritu de las ciencias y de la filosofía positiva. Hemos seguido el método de una síntesis histórica que busca la explicación del estancamiento o de los avances del espíritu científico, estableciendo las condiciones en que se generan. Por esta razón no nos hemos constreñido, como se hace con harta frecuencia, a lo que se ha convenido en llamar historia de la filosofía es decir de las especulaciones teológicas y metafísicas. Estas especulaciones ni fueron el producto de la inteligencia urgida por la experiencia ni fueron autónomas; fueron determinadas por las preocupaciones impuestas por las tradiciones y por un estado general de la civilización y de las creencias, canalizadas por la ideología teocrática y teológica de la Iglesia Romana. En la Edad Media alcanzaron una importancia mayor que en cualquier otra época histórica; mas si dominaron la enseñanza en las escuelas y universidades y acapararon la atención de un gran número de mentes cultivadas se hallan lejos de representar todo el pensamiento medieval. Abordando así en toda su amplitud este tema, hemos; distinguido en él dos grandes tópicos: por una parte, las ciencias y el espíritu científico propiamente dichos que fijan y/o se apartan de las especulaciones y dan la medida del grado de libertad y de invención intelectuales, y por otra parte, las especulaciones teológicas y metafísicas ligadas a la fe y a especulaciones anteriores. El período abarcado que cubre un milenio desde el siglo V al XV, es bastante vasto para tratarlo en bloque; este período se divide en épocas cada una con su fisonomía propia. Para ello hemos adoptado el orden histórico cronológico y repartido cada uno de los tópicos en tres grandes fases correspondientes a las principales divisiones de la historia de la Iglesia Católica: la conquista cristiana desde el siglo V hasta la mitad del siglo XI; el apogeo del poder eclesiástico que va desde fines del siglo XI época de las Cruzadas y de la monarquía teocrática mundial hasta fines del siglo XIII; y la decadencia del poder temporal de la Iglesia en el siglo XIV hasta fines del siglo XV. Empezando con las invasiones germánicas del siglo V, nos hemos detenido en la primera mitad del siglo XV con el fin de no penetrar en la historia del Renacimiento, cuyo umbral sin embargo, el historiador está casi obligado a franquear por lo que se refiere a Italia, desde sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XV. El alcance de esta exposición rebasa la historia medieval. Cualquiera que haya sido su originalidad en diversos dominios la Edad Media, como su nombre lo indica es una edad intermedia que brota del mundo greco-romano y se extiende sin solución de continuidad hasta los tiempos modernos.