• Titulo

    Bioética: Reto de la postmodernidad
  • Autor (es) / Colaborador(es)

    Ricardo Rafael Contreras
  • Institución

    Universidad de Los Andes
  • Resumen

    Español

    En la etapa de la historia de la humanidad en que vivimos, la raza humana se enfrenta a un vertiginoso desarrollo, de la mano de la tecnociencia. Esta etapa histórica, conocida como postmodernidad, plantea numerosos cuestionamientos éticos derivados de la capacidad para modificar al medio ambiente y hasta al propio ser humano. Como vemos, la era postmoderna está llena de importantes desafíos para la humanidad, pues ahora los problemas han dejado de ser locales o nacionales, y han pasado a ser problemas más bien globales, dado que las decisiones que toman algunos gobiernos o parlamentos, repercuten hasta en las antípodas. Pero quizá valga la pena ahondar un poco más y preguntarnos: ¿qué es la postmodernidad? Para dar respuesta a esta pregunta podemos dirigirnos a la obra de Jesús Ballesteros, catedrático de Filosofía del Derecho, Moral y Política de la Universidad de Valencia en España, el cual, en su libro "Postmodernidad: Decadencia o Resistencia"1, nos dice que: "La postmodernidad aparece en la historiografía, para calificar nuestra época, por vez primera, en la monumental obra de Toynbee "A Study of History", comenzada en 1922 y publicada entre 1934 y 1954. Toynbee ve la historia como resultado, sobre todo, de la libertad humana [...] De acuerdo a ello, ve la presente situación bajo el signo de la ambivalencia. Existe la posibilidad de la plenitud. La elección entre decadencia y plenitud está en función de la respuesta a los retos de la sociedad actual". Prosigue Ballesteros y señala que: "El avance hacia el cambio de época desde el ámbito de la opinión pública vendría dado por determinados acontecimientos que, por su magnitud, han podido contribuir a convulsionarla". De entre los cuatro aspectos que Ballesteros desarrolla, quisiera destacar el número tres: "Un nuevo acontecimiento adquirirá rasgos de época a partir de los años setenta: la conciencia de los efectos negativos de la industrialización en lo que se refiere a la conservación de los recursos naturales. Ello había sido advertido desde el ámbito de la ciencia y el pensamiento, pero, en la esfera de los poderes políticos y económicos, sólo se percibió a partir de la crisis del petróleo. A partir de este momento se generaliza la conciencia de los problemas ecológicos". Hemos querido resaltar este último aspecto en la definición de postmodernidad, por la relevancia que tiene respecto al tema que nos ocupará a continuación. Ahora bien, este último planteamiento de Ballesteros indica un cambio de conciencia. En el postmodernismo, la humanidad empieza a comprender los alcances de su desarrollo y el impacto que tiene sobre la naturaleza que le sirve de sustento, pues se empieza a dar cuenta de que se está jugando la supervivencia. Y es que, con el actual estado de cosas en materia científica y tecnológica, las posibilidades son inmensas; por ejemplo, la Ingeniería Genética confiere herramientas para modificar al hombre en lo más íntimo de su ser biológico, en los genes, alcanzando su máxima expresión en la posibilidad de la clonación humana. Por su parte, las Biotecnologías hacen lo propio sobre las especies animales y vegetales, introduciendo características inusitadas. Ante esta perspectiva, surge una nueva disciplina filosófica: la Bioética, la cual se propone debatir los problemas derivados de la sociedad postmoderna y elaborar valoraciones éticas que puedan dar luces a la hora de tomar decisiones. Pero hablar de Bioética no es fácil, dada la naturaleza de los problemas a debatir: la procreación humana (procreación natural, fecundación artificial), la genética humana (genoma humano, manipulación genética, biotecnologías, terapia génica, clonación), la vida en fase terminal (dolor y eutanasia, transplante de órganos), el suicidio y la pena de muerte, el aborto, entre otros. A continuación, el lector encontrará una exposición que principia por hacer algunas precisiones en materia de Ética y Moral, hasta llegar a introducir la Bioética como disciplina filosófica. Adicionalmente, citamos la obra de Van Rensellar Potter, el indiscutido padre de la Bioética, y de Daniel Callahan, uno de sus mayores sistematizadores. Luego, hemos escogido algunos temas, como la Ingeniería Genética, la Fertilización in vitro y la Clonación, construyen-do una exposición iluminada por los razonamientos éticos y morales de la Pontificia Academia para la Vida. Hemos querido también exponer una breve revisión de la actualidad noticiosa relacionada con estos problemas y sus diversos enfoques. Esta obra quiere ser una exposición de carácter divulgativo, que desea acercar al lector, en una primera aproximación, a algunos de los temas que le competen a la Bioética y que en la actualidad requieren de atención, en el marco de la sociedad postmoderna que en el siglo XXI se ve avasallada por una multitud de problemas que constituyen retos para la humanidad.